POEMAS TRISTES

Ya te he comentado previamente que en “Soy el silencio” se produce una cadencia de sentimientos que acompañan el transcurso de todo el poemario. A través de distintas etapas, se van desgranando diversos estados del alma que van evolucionando desde la búsqueda, el camino hacia la caída y el despertar. Dentro del tramo que podemos identificar con la caída, la tristeza y la decepción, la frustración y el desconcierto son los ánimos prevalentes, cuyo punto más álgido se encuentra en el poema número XX, que a continuación te transcribo.

Hiela mi sangre reconocer que estoy vivo,
que no puedo siquiera dejarme dormir,
que a la pena creciente tan solo derivo,
que de esta vida no espero más que morir.

Las afrentas continuas que mi alma cascaron
no le cedieron paso ni a un breve interludio,
esperanzas, que alguna alegría insinuaron,
no pudieron siquiera pasar del preludio.

Hiela mi sangre el considerarme despierto,
con la mente predispuesta a un viaje al pasado,
el corazón en la mano, de ansias desierto,
lúcido tal vez para ver como he fallado.

Y enfrentar de a uno en uno mis muchos errores
no tiene el sentido como en otro momento,
en que mi ser luchaba por logros mejores,
pero que hoy ya percibo con sabor a cuento
.

Y en el momento de aludir a los maestros, por esta vez nos vamos a quedar solo con dos. Por emblemáticos, por conocidos, por sublimes.

Rubén Darío nos muestra la tristeza de una forma desgarradora, mostrando la felicidad en la ausencia de sentimientos, pronunciada en un vegetal y absoluta en la piedra. La tristeza que nos relata Pablo Neruda es claramente provocada por el desamor, coronando una serie exquisita de poemas de amor.

Darío y Neruda, la vida y la muerte, el amor y el desamor, la tristeza…

LO FATAL, de Rubén Darío, de Cantos de vida y esperanza.

Dichoso el árbol, que es apenas sensitivo,
y más la piedra dura porque esa ya no siente,
pues no hay dolor más grande que el dolor de ser vivo,
ni mayor pesadumbre que la vida consciente.

Ser, y no saber nada, y ser sin rumbo cierto,
y el temor de haber sido y un futuro terror…
Y el espanto seguro de estar mañana muerto,
y sufrir por la vida y por la sombra y por

lo que no conocemos y apenas sospechamos,
y la carne que tienta con sus frescos racimos,
y la tumba que aguarda con sus fúnebres ramos,

¡y no saber a dónde vamos,
ni de dónde venimos!…

POEMA XX, de Pablo Neruda, de “Veinte poemas de amor y una canción desesperada”

Puedo escribir los versos más tristes esta noche.

Escribir, por ejemplo: «La noche está estrellada,
y tiritan, azules, los astros, a lo lejos.»

El viento de la noche gira en el cielo y canta.

Puedo escribir los versos más tristes esta noche.
Yo la quise, y a veces ella también me quiso.

En las noches como ésta la tuve entre mis brazos.
La besé tantas veces bajo el cielo infinito.

Puedo escribir los versos más tristes esta noche.
Pensar que no la tengo. Sentir que la he perdido.

Oír la noche inmensa, más inmensa sin ella.
Y el verso cae al alma como al pasto el rocío.

Puedo escribir los versos más tristes esta noche.
Pensar que no la tengo. Sentir que la he perdido.

Ya no la quiero, es cierto, pero tal vez la quiero.
Es tan corto el amor, y es tan largo el olvido.

Porque en noches como ésta la tuve entre mis brazos,
mi alma no se contenta con haberla perdido.

Aunque éste sea el último dolor que me causa,
y éstos sean los últimos versos que le escribo.

Nota: La imagen corresponde a “Anciano en pena (en el umbral de la eternidad)”, de Vincent van Gogh, 1890.

Espero volver a verte por aquí.

2 comentarios sobre “POEMAS TRISTES

  1. Querido Gabriel, alguna vez comente al mail que envías, pero no se si lo recibís, por lo que ahora lo dejo por varios lados y espero que recibas,…. tal vez me reitero, pero no quiero dejar de expresarte mi respeto y admiración por tu poesía, que más allá del temario el cual no creo tener la capacidad para poder absorber, siento y entiendo tu interior que se expresa y que tu apertura a través de la poesía, es muy bueno para Vos y para todos aquellos que se sienten identificados con tu relato, al igual que aquel que también te disfruta desde la poesía tan fina y sofisticada en tu escritura como vos lo sabes hacer. TE FELICITO Y SEGUI ADELANTE CON TU OBRA, te trasciende en el tiempo.

    Me gusta

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: