EL PROGRESO

El progreso de la sociedad, tanto en materia cultural como tecnológica, moral o económica supone una evolución gradual, positiva y sistemática. Sin embargo, la supuesta mejora que se logra a través de ese avance de la civilización es objeto de debate entre los escritores, tanto en prosa como en poesía.

El poema XXX de “Soy el silencio” de mi autoría y publicado por Editorial Bubok en marzo de 2021 (a cuyo link pueden acceder en el enlace “Libros” de este blog) aborda esta temática.

Sociedad tan llena de prejuicios,

enorme corriente de agresiones,

superflua al emitir opiniones,

predispuesta a dar nombre a los vicios.

Rudos reglamentos que aparentan

no ofender al hombre en su albedrío,

raudos a mostrar su poderío

donde sea, siempre se presentan.

Y el hombre, que edifica su vida

rodeado de un marco tan duro,

no logra derribar ese muro,

cayendo en su conducta aprendida.

¿Quién puede al fin dar vuelta el proceso

de cada pueblo en su alma arraigado?

El contexto social ha triunfado

y eso es, a sus ojos, el progreso.

Y obviamente, no podían faltar los clásicos, que seguramente estabas esperando. Aquí te muestro algunos de estos poemas.

Poema «Lección de Filosofía» de Emilio Bobadilla.

En la margen opuesta del río, en la pradera,

todo paz y verdura, bucólico embeleso

de una tarde beatífica de dulce primavera,

mientras el hombre esgrime fusil, espada y gumia,

sus armas predilectas de cultura y progreso-

una vaca el sosiego del crepúsculo rumia.

“Las palabras”, de Martio Benedetti (fragmento)

No me gaste las palabras

no cambie el significado

mire que lo que yo quiero

lo tengo bastante claro

si usted habla de progreso

nada más que por hablar

mire que todos sabemos

que adelante no es atrás

“incoherencias”, de Amado Nervo (fragmento)

¡Oh, Progreso, eres luz! ¿Por qué no llena

su fulgor mi conciencia? Tengo miedo

a la duda terrible que envenena,

y me miras rodar sobre la arena

¡y, cual hosca vestal, bajas el dedo!

“Un sueño”, de Ignacio María de Acosta (fragmento)

La torpe envidia, la calumnia odiosa

abaten su poder y bastardía;

y a la voz del progreso se veía

la sociedad aparecer dichosa.

Semblanzas: X, de Manuel del Palacio (fragmento)

Comióse los dineros de una dama,

Fué partidario ardiente del progreso,

Quemó de sus errores el proceso,

Y hoy moral y católico se llama.

Nótese en este último caso el tilde sobre la e en “fue”, de acuerdo a la regla ortográfica de la RAE en el momento que fue escrito el poema, hoy derogada.

Nota: La imagen corresponde a un pasaje de la película “Tiempos modernos”, de Charles Chaplin (en la foto junto a Chester Conklin).

Espero volver a verte por aquí…

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: