EL INSOMNIO

El insomnio, el desvelo o la vigilia son temas recurrentes en la poesía. En mi “Soy el silencio” hay un poema de cinco estrofas, el LXXII que perfectamente podría llamarse “El insomnio”. En él se aborda todo ese juego mental en que entramos cuando intentamos conciliar el sueño, pero nuestros pensamientos nos llevan a unSigue leyendo «EL INSOMNIO»

LA DUDA

Vacilante se acercó, quizás midiendo, en mis ánimos, mi grado de cordura, yo no la vi hasta el instante en que, gimiendo, ella me imploró, ocultando su amargura. Como tiesa se quedó, siempre escondiendo voluntad que le inquirí, ya con premura, ¿Quién eres mujer?, ¿Qué es lo que vas siguiendo? Mas nada alteró su rígidaSigue leyendo «LA DUDA»

El despertar

Retomando el recorrido de “Soy el silencio”, hemos visto que la secuencia de los poemas nos va llevando a través de un entramado que pasa por la búsqueda, el camino, la caída y culmina en lo que sería el levantarse, el despertar. A través del libro vamos viendo algunos versos que nos transportan a esaSigue leyendo «El despertar»